Iniciación

 

Amado defensor de Isis

de sobrias arrugas largas

en la fase menguante de su tez trigueña.

Hombre impresionante que proteje

su sexo vestido de albañil.

Me entrega su amistad

en su mano fuerte y cálido apretón.

Iremos juntos por caminos curvos

bajos, altos y oscuros

profundos túneles infinitos

donde acechará la muerte y el enemigo

...No temas...!!, dijo

mi espada esquivará el azufre del dragón

y mi corazón será un escudo impenetrable.

Fuimos viajeros de múltiples eternidades

y nunca retornos

lo feo, lo malo, lo veleidoso de lo bueno,

el veneno salvaje, a veces, generoso.

Los algidos y aullantes vientos cósmicos

el olor sin fé y nauseabundo de la húmeda muerte

el viscoso y tentador sentido del vicio

el agua final derramada en los curvos senos

de pervertida diosa deseada.

¡ todo lo ví !

¡ todo sentí !

La noche infiel, oscura y tenebrosa...

reventó en mil colores de luz radiante.

Y llegamos al Valle del Honor

donde igual es el amo y el esclavo

y se es arriba y se es abajo.

Sentí un abrazo mágico y envolvente.

Susurró en mi sentido agudizado:

Tu viaje, esperado, ha terminado

hoy empiezas.

 

R:.H:. Fernando Velasco